29 de Junio de 2018

Las cotizaciones de la bolsa local volvieron a caer por la inestabilidad del dólar que cerró cerca de los $30 por unidad.

 

La atención de los operadores en Wall Street siguió apartándose hoy de los conflictos entre los EE.UU. y sus socios comerciales y otros problemas globales, lo que permitió que se concentrara nuevamente en la evolución de las empresas y el buen desempeño de la economía.

 

Hoy se destacó la acción de Nike que anunció un fuerte crecimiento de ventas en el segundo trimestre, lo que coincide con otros datos de fuertes niveles de consumo en la economía. En el trimestre terminado hoy, se destacaron las subas las acciones del sector de energía (por el aumento del precio del petróleo), las de artículos de consumo y las tecnológicas. En contraste, en el período cayeron las cotizaciones de los sectores industriales y financieros.

 

En la última rueda del segundo trimestre, los índices bursátiles subieron: el Dow Jones, 0,23%, el S&P 500, 0,08% y el Nasdaq, 0,09%. En el Brasil, el índice Bovespa creció hoy 1,39%.

 

En Buenos Aires, el precio del dólar dio un nuevo salto. El BCRA cambió su estrategia de subastar US$150 millones diarios por cuenta y orden del Tesoro Nacional para contener la divisa y vendió US$ 300 millones adicionales, pero aun así el dólar siguió subiendo. La incertidumbre creada en el mercado financiero hizo caer las acciones. Por otra parte, la perspectiva de una desaceleración o caída de la economía local frente a altas tasas de interés, ajustes del gasto público y mayores presiones inflacionarias está cambiando la perspectiva de los inversores sobre el desempeño futuro de las empresas argentinas. Finalmente, sigue pesando el contexto de mayores tasas de interés internacionales.

 

Los papeles de empresas de servicios de energía como Edenor y Transener estuvieron entre los que más cayeron. El índice MerVal cayó hoy 2,81% y el MerVal Argentina, 3,46%.

 

En el mercado de títulos, aunque subieron los precios de los bonos en dólares por el aumento de la divisa, cayeron en términos de paridad y consecuentemente subió el riesgo-país.