6 d febrero de 2018

Los mercados globales reaccionaron al alza después de dos ruedas de fuerte baja (por el temor a altas tasas de interés). La Bolsa local siguió la misma tendencia y rebotó con alto volumen operado.

 

Después de dos ruedas de fuertes bajas, las bolsas internacionales se recuperaron, a medida que se estabilizaban las expectativas. En Wall Street, los temores de mayores tasas de inflación provocaron el viernes y el lunes una caída de las acciones, de una magnitud no vista desde 2011.

 

El factor que desencadenó la baja fue la publicación del último informe de empleo en los EE.UU. (enero), que mostró un crecimiento del mercado de trabajo mucho más fuerte que lo esperado, una economía operando cerca del pleno empleo y aumentos de salarios, lo que reavivó el temor de presiones inflacionarias que podrían conducir a un alza de la tasa de interés. Esta alza, a su vez, podría afectar las valuaciones de las acciones y generar una tendencia bajista.

 

Sin embargo, muchos afirman que no están dadas las condiciones para una baja generalizada porque la economía es sólida y las ganancias de las empresas justifican sus valuaciones. De todos modos, los analistas coinciden en que la actual volatilidad del mercado podría prolongarse.

 

Hasta ayer, los principales índices de Wall Street habían caído alrededor del 8% respecto de sus máximos y anulado sus ganancias de 2018. La recuperación de hoy fue parcial. El índice Dow Jones subió hoy 2,33%, el S&P 500 1,74% y  el Nasdaq, 2,13%. En el Brasil, el índice Bovespa creció 2,48%.

 

El mercado local replicó el rebote de sus mercados de referencia. Las principales subas se registraron en las acciones de empresas de servicios públicos (con excepción de Distribuidora de Gas Cuyana y Central Costanera que siguieron cayendo) y en las de los bancos. El monto de transacciones creció a $1.796 millones. El índice MerVal subió hoy 1,54% y el MerVal Argentina, 1,21%.