9 de agosto de 2018

Continuó la baja de acciones industriales y de energía en Wall Street. Las tecnológicas siguieron en alza. Las acciones argentinas rebotaron pero bajaron los títulos públicos.

 

En los EE.UU. se anunció hoy una fuerte reducción de los pedidos de seguro de desempleo, lo que mostró una sólida demanda en el mercado laboral mientras la inflación se acerca al límite del 2% anual. Wall Street siguió también bajo la influencia del conflicto entre los EE.UU. y sus socios comerciales, principalmente China y la Unión Europea, impulsado por la administración Trump. La perspectiva de presiones inflacionarias y la intensificación de la guerra de aranceles con China y la UE llevaron a una nueva baja de las cotizaciones en la bolsa de Nueva York.

 

Como en las ruedas anteriores, las principales compañías tecnológicas siguieron en alza. Así, mientras el índice Dow Jones cayó hoy 0,29% y el S&P 500, 0,14%, el Nasdaq subió 0,04%. En el Brasil, el índice Bovespa bajó hoy 0,48%.

 

Las acciones argentinas rebotaron hoy después de bajar casi 9% entre lunes y miércoles y los índices bursátiles subieron, aunque con una cierta retracción del volumen de negocios.

 

La suba de hoy fue encabezada por Banco Macro, Grupo Galicia y Aluar. Cayeron Cablevisión Holdings y su subsidiaria Telecom, que contabilizó en el segundo trimestre una importante pérdida por diferencias de cambio originadas en la devaluación del peso frente al dólar. El resultado de la cementera Loma Negra mostró cargos por motivos similares. Las ganancias de San Miguel tampoco conformaron a los inversores y la acción cayó 12%. El índice MerVal subió hoy 0,87% y el MerVal Argentina, 0,89%.

 

Los precios de los títulos públicos cayeron. A la perspectiva de una caída de la actividad económica del país se sumaron en los últimos días las investigaciones judiciales y detenciones de ex funcionarios e importantes empresarios argentinos por la presunta entrega de sobornos durante el gobierno anterior. El deterioro de las expectativas hizo caer los bonos llevando el riesgo país a nuevos máximos.